La periódica revisión dominical

BUNKER LITERARIO

Consideraciones sobre Jameson julio 6, 2008

Filed under: Teoría — laperiodicarevisiondominical @ 11:34 pm
Tags: , , , , , , ,

 
 
 
fotoahzapatosc1Las propuestas de Jameson, en su ensayo “La lógica del Capitalismo Tardío”, están relacionadas con un quiebre, una ruptura, con todo lo que nos precedió. Hay, en nuestra sociedad, no tan sólo una nueva forma de relacionarse con el poder económico (o la lógica de un capitalismo absolutamente consolidado que se estructura a través de nuevos vínculos entre productores y trabajadores), sino también una nueva estética. Es quizá, a mi juicio, la idea de una estética que se articula a través de nuevos procedimientos e intenciones artísticas lo que más sobresale del texto y la propuesta de Jameson. La superficialidad intencionada, el fin del sujeto, un pasado que sólo se deja recuperar en términos estéticos, como mera representación, son aspectos que me parecen relevantes del ensayo del pensador norteamericano. A través del estudio de dos obras de arte (una propiamente modernista, y otra, a juicio de Jameson, postmodernista) el autor nos da cuenta de las diferencias entre un modelo estético y otro.

Sin embargo, a modo de aclaración, como también lo hace Jameson en su ensayo, la producción cultural en nuestros días no es enteramente postmoderna. Confluyen en nuestro presente una gran gama de productos culturales, los cuales no responden necesariamente todos a una estética postmoderna. Paso a detallar, en una primera aproximación meramente expositiva, algunas consideraciones que Jameson hace antes de ingresar al corpus principal de su presentación. El autor nos dice que lo propiamente postmoderno se podría articular a través de los siguientes rasgos:

 

– Una nueva superficialidad, presente en la nueva cultura de la imagen y el simulacro

 – Un nuevo subsuelo emocional (denominadas “intensidades”)

 – Nuevas relaciones con la tecnología que, a su vez, simboliza un nuevo sistema económico

 – Misión del arte político en el nuevo espacio del capitalismo tardío o multinacional

 – Debilitamiento de la historicidad oficial

 

El análisis de Botas de Campesino de Van Gogh y Zapatos de polvo de diamante de Warhol, dan cuenta de una primera diferencia entre un arte modernista y esta nueva estética que hemos llamado posmodernista. La aparición de un nuevo tipo de ausencia de profundidad, un nuevo tipo de superficialidad, condice la aparición de un nuevo “sujeto” como objeto de arte. La pretensión de Zapatos de polvo de diamante, no está relacionada con el fin hermenéutico de la obra de Van Gogh. Está relacionada con la exhibición de un objeto que no procura otro tipo de significación que el hecho de estar sobre la tela. Los zapatos de Van Gogh tienen orientaciones históricas, referencias a un pasado obrero y campesino. Los zapatos de Warhol, en cambio, son nuevos, coloridos, imposibles de datar, imposible saber algo acerca de sus dueños.

warholdiamonddustshoe2

Las imágenes de Warhol no son en absoluto banales porque reflejen un mundo banal, sino justamente porque son el resultado de la ausencia de toda pretensión del sujeto de interpretar el mundo; son el resultado de la elevación de la imagen a la figuración pura sin la más mínima transfiguración. Ya no se trata entonces de una trascendencia, sino de la subida al poder del signo, que al perder toda significación natural, resplandece en el vacío de su luz artificial. Warhol es entonces el primero que introduce en ese fetichismo moderno (eso que podríamos llamar fetichismo moderno), en esa ilusión transestética, una imagen sin cualidad, sin presencia, sin deseo.” (p.8-9)

 

La intención de Warhol de jugar con la mercantilización de todos los aspectos de la vida contemporánea (incluso –preferentemente, en realidad-  el arte), para Jameson debería tener un efecto político. “…deberían ser declaraciones políticas poderosas y críticas. Si no lo son, querremos saber el motivo, y tendremos que cuestionarnos un poco más seriamente las posibilidades del arte político o crítico en el período postmoderno del capital tardío.” Cito un texto de Baudrillard (La ilusión y la desilusión estética, 2000) donde se pronuncia acerca de la superficialidad de la obra de Warhol como el objetivo de la obra en sí:

 

Sin embargo, el cambio trae consigo la desaparición del sujeto. Es el fin del sujeto centrado, uno de los elementos primordiales de la estética postmoderna. El arte postmoderno pone fin a “la pincelada individual y distintiva”, abriendo paso a un elemento central de la construcción postmoderna: “el pastiche”.

 

 El pastiche[1] sería una construcción múltiple, en donde no existen elementos provenientes de la alta o baja cultura, ya que estas diferenciaciones están total y completamente obsoletas. Es una mixtura de tiempos, de estilos, de referencias. Un ejemplo, sería la ciudad de Las vegas y sus diferentes hoteles que están ambientados en los más diversos tiempos, estilos y lugares. Crean simulacros. Representaciones de otras realidades, que no son la realidad temporal y espacial cotidiana.

El texto de Jameson, en otra de sus partes, nos introduce en un concepto ampliamente desarrollado por los pensadores postmodernos. Me refiero al tema de las representaciones. Para Jameson el pasado sólo deja textos[2]. La forma que tenemos, en consecuencia, de acercarnos a cualquier tipo de conocimiento del pasado es a través de representaciones estéticas. Como dice Jameson (cito textual): “de un pasado que sólo se deja recuperar en términos estéticos”. Cualquier tipo de conocimiento (siempre parcial, siempre imperfecto) de lo que ya fue, se debe buscar a través de estos simulacros que son las representaciones. Citando a Jameson: “se nos condena a buscar la Historia mediante nuestros simulacros o imágenes pop”. Y, por otra parte, estos simulacros son creaciones en donde (cito otra vez) “se representan nuestras ideas y estereotipos sobre el pasado”. Nunca, por más que lo intentemos, por más que se crea que hay alguna manera de conocer, podremos alejarnos de las representaciones como el medio por el cual nos acercamos a la realidad.  De ahí, por otra parte, se desprende la idea de Jameson de una política de las representaciones como único método de resistencia al capitalismo multinacional.

 

  

R.S

 

[1] Hal Foster en su ensayo “Introducción al postmodernismo”: “Un postmodernismo resistente se interesa por una deconstrucción crítica de la tradición, no por un pastiche instrumental de formas pop o pseeudohistóricas, una crítica de los orígenes, no un retorno a éstos. En una palabra, trata de cuestionar más que de explorar códigos culturales, explorarlos más que ocultar afiliaciones sociales y políticas”(12)

[2] Las obras deben ser tratadas como textos. Esta idea que viene, entre otros, de Barthes, sostiene que un texto es un espacio de múltiples dimensiones que potencia un juego libre de significados, e incorpora, por tanto,  las obras de arte al gran campo de la subjetividad, que es desde donde todo puede ser dicho y el único lugar desde el que se puede decir. Sólo desde el amplio lugar de lo subjetivo, como lo único posible, es donde se debe posicionar tanto espectador como artista para crear o para ver. Es desde esa base que las obras postmodernas interactúan con su entorno. Ocupan el lugar de lo subjetivo, de lo innombrado, de la mera representación sin una finalidad mimética. La obra postmoderna sabe que es ficción, y no pretende ser otra cosa. Pero también sabe que la realidad, lo que se llama realidad, no es menos ficción que el arte.

 


 

One Response to “Consideraciones sobre Jameson”

  1. El Postmodernismo: expresión política, cultural y artística orquestada por Estados Unidos, alojado bajo el discurso de neutralidad, de cultura global, soslayando la identidad colectiva de cada pueblo, su intención es “justificar y promocionar una pseuda última ilusión… ¡El fin de la identidad”, según Heriberto Yépez.
    ¿Cultura neutra? No, es una gran falacia, en ningún momento el arte ha nacido de forma pura, siempre ha estado supeditado a un contexto político, el Post modernismo no es la excepción. Por ejemplo, ¿Lady Gaga, como creación del posmodernismo puede considerarse neutra? De ninguna forma, ya que su pronunciamiento aboga por el hedonismo, el vacío intelectual, la mercadotecnia por encima de las ideas progresistas…. En síntesis: despolitiza a sus seguidores. Eso es una imposición ideológica.

    Suena muy agresivo mi comentario, por lo cual hago una aclaración: considero necesario al apreciación del postmodernismo en sus manifestaciones artísticas, empero, hay que concebirlo como lo que es, no como lo que nos han dicho que es, como diría Kant, aprehenderlo según “el mundo para sí”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s