La periódica revisión dominical

BUNKER LITERARIO

Rompiendo la norma septiembre 30, 2008

Filed under: Cine — laperiodicarevisiondominical @ 2:34 pm
Tags: , , , ,

En todos los cines donde se proyectaba Psicosis había un aviso que decía que no se iba a permitir la entrada a todos aquellos que llegaran tarde. Esto lo hacían porque la protagonista de la película, el primer nombre en los títulos de crédito, es asesinada al principio de la película.


Lo que se quería decir era simple: no se puede matar al protagonista en los primeros veinte minutos de película. Va contra todas las normas de escritura de guión. Va contra todo tipo de interés comercial. Pero Hitchcock, en Psicosis, no lo entedió así. El director y sus guionistas, basándose en la novela que centra la atención en Norman Bates y su madre, reestructuraron la tradicional forma de escritura cinematográfica y colocaron el asesinato al comienzo. A simple vista, leyendo el guión, parecía una mala idea, pero en la película funcionaba. El montaje -aplausos para Hitchcok- era un éxito. La película, en consecuencia, también.

Cuando Spielberg empezó a rodar Tiburón, tenía una idea acerca de cómo quería rodarla. Quería que el tiburón apareciera a menudo en la película, y que fuera una amenaza visible y clara como lo era el camión que persigue al protagonista en su anterior película El diablo sobre ruedas (Duel). Pero el tiburón robot que habían creado estaba la mayor parte del tiempo estropeado y muchas de las secuencias en las que debía aparecer no las pudo rodar. Entonces, obligado por las circunstancias, tomó una decisión arriesgada: no mostrar al tiburón hasta el climax de la película. Era algo que, prácticamente, no se había hecho antes. Algo desaconsejado en cualquier norma a la hora de hacer películas. Pero, por culpa de un problema, Spielberg tomó esa decisión y, contradiciendo toda lógica, consiguió hacer una magnífica película.

Hoy en día, gran parte de las películas de terror, o thriller, intentan esconder al enemigo, tal y como hizo Spielberg en Tiburón. Hay que considerar, eso sí, que en la mayor parte de las películas que se habían hecho antes, como nota dominante, apegados a la tradición, mostraban al enemigo lo máximo posible. Es decir, Spielberg revolucionó el género por culpa de un fallo. Ese fallo, inconscientemente, o quizá muy bien planeado, resultó en una gran película. A partir de Tiburón, la gente se dio cuenta de que se podía esconder al enemigo en una película de ese género y de que, en realidad, era una buena idea.

Sin embargo, nadie ha repetido desde entonces, al menos con un cierto éxito, el esquema de que el protagonista muera en el primer tercio de la película. Se sigue considerando, y las normas pesan, una mala idea para un guión. Tiburón, en cambio, es tan grande que, desde entonces, todos imitan su estilo, porque se dieron cuenta de que, en realidad, era el indicado.


Psicosis de Hitchcock es tan grande que nadie ha podido nunca imitar su estilo. Salvo la bobada aquella de Gus Van Sant, claro. Pero eso es otro tema.

J.R.

 

One Response to “Rompiendo la norma”

  1. cerilla Says:

    Sí, pero para eso están las normas para pasárselas por el forro.
    Saludos, buen post.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s