La periódica revisión dominical

BUNKER LITERARIO

Dossier Kerouac: Nota al Pie sobre el orígen de Doctor Sax mayo 4, 2009

 

                                                                                                                                                     kerouac254

La primera noticia que hemos tenido sobre Doctor Sax, como tantas otras, es lóbrega y alucinatoria. Remite a uno de los varios descensos de On The Road: Sal Paradise, perdido en el corazón de San Francisco, pasa días hambriento y abandonado, y en esos días, sueña: sueño de quien “no tiene nada, a nadie,” y fin del sueño del fugitivo grácil, arrastrado por la suerte de los caminos.

Al igual que en la primera vuelta a New York, Paradise desciende y lo que hay allí abajo, lo que lo espera realmente, es aquello que difícilmente pudo luego verbalizar en todos sus demás sueños, Dharma Bums o Satori in Paris.  Sal Paradise, que es Ti Jean, que es Leo Percepied, que es Jackie Duluoz,

que es Jack Kerouac, llega finalmente “al estado del éxtasis al que siempre había querido llegar; a ese paso completo a través del tiempo cronológico camino de las sombras; al asombro en la desolación del reino de lo mortal con la sensación de la muerte pisándome los talones,” … y que luego haya desistido al ensueño y le haya puesto palabras, que luego no haya accedido a la tentación de dar testimonio de lo que vió, tal como lo vió, es la clave que nos hace presumir algo casi obvio: que Sal Paradise, o Ti Jean, o Leo Percepied, o Jackie Duluoz, o Jack Kerouac, era escritor y no santo, y que en un escritor no hay ni debe haber otra libertad que la de creerse todo lo que esté en sus manos creer, que atomizarse detrás de un solo nombre y una sola actitud es pueril e insensato. Se es escritor, y no pese a querer ser santo; se es escritor más allá de ser santo. Vilipendiar una actitud por sobre otra difícilmente sea producto del mundo de la literatura; acaso corresponda a una postura

fanática o caprichosa de vaya uno a saber qué mundo. Sal Paradise y Ti Jean y Leo Percepied y Jackie Duluoz y Jack Kerouac fueron escritores abandonados a su propia santidad.

La mención de Doctor Sax se ubica algunos párrafos atrás,

 

Discutimos en la habitación; también pasamos noches enteras en la cama mientras yo le contaba mis sueños. Le hablé de la gran serpiente del mundo que estaba enrollada en el interior de la Tierra lo mismo que un gusano dentro de una manzana y que algún día empujaría la Tierra, creando una montaña que desde entonces se llamaría la Montaña de la Serpiente y se lanzaría sobre la llanura. Su longitud sería de ciento cincuenta kilómetros y devoraría todo lo que se pusiera por delante. Le dije que esa Serpiente era Satanás.

-¿Y qué pasará entonces? –dijo Marylou, apretándose asustada contra mí.

-Un santo llamado Doctor Sax la destruirá con unas yerbas secretas que está preparando en su escondite en algún lugar subterráneo de América. También podría resultar que la serpiente no fuera más que la vaina de unas palomas y que cuando muriera salieran de ella grandes nubes de palomas de un gris espermático que llevaran la nueva de la paz por todo el mundo. –Yo deliraba de hambre y amargura.

 

pero dataría de mucho antes sin embargo, cuando un joven Kerouac dejaba la universidad para darse al mundo subterráneo de las ciudades, compartiendo una habitación junto a Burroughs y Lucien Carr en New York, dándose a los primeros acopios de drogas, a la lectura siempre desordenada de Dostoievsky y Spengler, y a la visión de un Times Square que parecía anunciar la génesis de su propio mundo literario. Fue entonces que percibió no sólo su primer libro, sino todos sus libros, todas las exégesis que exige cualquier origen. Kerouac por entonces bautizó aquella visión como The Myth of the Rainy Night, primer manchón de su pluma que luego hubo de esparcir a lo largo de toda su vida, en cada palabra, en cada segmento de cada frase, a cada minuto.

Sobre The Myth of The Rainy Night corroboramos tan solo un capítulo central en Doctor Sax; el mito da origen a un poema, ese poema es música y la vida de Kerouac, el pentagrama donde ejecutarla en ensueños; doctorsaxcoverensueños como la totalidad de Doctor Sax. The Myth of the Rainy Night no importa tanto un mito como el caos de la memoria de un mundo perdido, lejano, ausente, memoria de un mundo que sólo existe en la imaginación de quien participa de su experiencia. Allí la patria de la infancia y allí sus fantasmas, sus ecos, sus infinitas imaginerías; allí el origen fantástico de un universo despojado de toda responsabilidad y de toda temporalidad, donde todas las palabras son válidas, donde hablar con las sombras de uno mismo es hablar de uno mismo como si no existiera un mundo fuera, apresurado por hacernos despertar.

Sal Paradise, Leo Percepied, Ti Jean, Jackie Duluoz y Jack Kerouac, todos dueños de un mismo signo en esta tierra y de una manera única para hacerlo transmigrar de un misterio a otro y asomarse a cada uno de ellos con ese callado dolor de saber que no podemos recuperarlos nunca más.

 

 

M.A

 

 

 

One Response to “Dossier Kerouac: Nota al Pie sobre el orígen de Doctor Sax”

  1. […] Nota al Pie sobre el orígen de Doctor Sax, por Martín Abadía. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s