La periódica revisión dominical

BUNKER LITERARIO

Dossier Kerouac: Una red espesa: breve inspección de lo latinoamericano en En El Camino (1957) mayo 4, 2009

 

chez-baker-por-paul-teixeira-21
En las últimas páginas de En el Camino, Dean Moriarty y Sal Paradise y Stan Shepard inician un viaje hacia México. Si bien el viaje está justificado por una necesidad específica –buscar el divorcio, por parte de Dean- hay algo que más trasciende en el gesto de traspasar la frontera.
Podría generarse un mapa de los escritores norteamericanos que han escrito sobre Sudamérica. En La Periódica Revisión Dominical ya se publicó un artículo sobre las impresiones de Burroughs y su tránsito por el continente Sudamericano. Pues bien, en el caso de En el Camino las impresiones, comentarios y gesto escritural tiene connotaciones de todo tipo. Algunas, si lo miramos desde una perspectiva latinoamericana, acusan al continente de una barbarie que convierte al territorio en algo llamativo, digno de visita. Y eso, creo, es pertinente cuando analizamos las miradas de Dean, Sal y Stand hacia lo sudamericano en la novela.
No es novedad decir que la generación beat buscaba, de cierta forma, una ruptura con una manera de civilidad que estaba presente en los Estados Unidos. Por esa misma razón Sudamérica se convierte en una tierra llamativa. La barbarie –si usamos el concepto civilización y barbarie como antónimos- está presente en este territorio. La forma de vida de Dean o Sal se adapta a este lugar, sin lugar a dudas. Pero, y aquí radica, de cierta forma, nuestra crítica: hay un gesto superfluo, despectivo e irresponsable en las anotaciones.
¡Esto es el mundo! —interrumpió Dean—. ¡Dios mío! —golpeó el volante—. ¡Esto es el mundo! Podemos seguir a Sudamérica si esta carretera lleva hasta allí. ¡Piensa en eso! ¡Hijoputa! ¡Cagoendiós! —aceleramos la marcha. Amaneció rápidamente y empezamos a ver la blanca arena del desierto y algunas chozas alejadas de la carretera. Dean aminoró un poco la marcha para contemplarlas—. ¡Auténticas chozas miserables!, tío, de esas que sólo se encuentran en el Valle de la Muerte, e incluso mucho peores. Esta gente no se preocupa de las apariencias. (En el Camino, 328)
Pareciera ser, y los comentarios así lo confirman, que la ignorancia es característica esencial cuando otro opina, comenta, dimensiona el espacio latinoamericano. No hay una preocupación real por conocer el trasfondo de lo que sucede, sino tan sólo de generar un decorado. La realidad es banal; el contexto se observa con ojos de extranjero –y no podría ser de otra forma- pero no hay esfuerzo por generar un ontheroad200812301pensamiento crítico al respecto. Turistas, dirían. Turistas, decimos.
Sólo era Nuevo Laredo pero nos parecía la Sagrada Lhasa. (En el Camino, 325)
Pensar en Sudamérica como un lugar que se asemeja a la llegada del paraíso. Sí; no es erróneo pensarlo así. Algo de divino, de exquisita libertad, encuentran en estas tierras. La carretera, finalmente, consigue llevarlos a un lugar que, a grandes rasgos, tiene la característica de fin. Aunque el viaje no termine, aunque el viaje nunca vaya a terminar, la entrada y permanencia en México es, finalmente, la conquista de un espacio pleno. Hay una identificación con el entorno, que se basa en las premisas del desorden, la libertad, cierta anarquía del ambiente, pero que se estructura a través de la conciencia de saberse que no se es de aquí.
—¡Qué país tan salvaje!
(…)
¡Ay de mí! ¡Ay de mí! No sé qué hacer. Estoy demasiado excitado en este mundo. Al fin hemos llegado al cielo. No puede ser más tranquilo, no puede ser mejor, no puede ser nada más. (En el camino, 327-329)
El aquí y el allá me parecen elementos a considerar, ya que la percepción que tenemos del ambiente está, y es lógico, basada en las premisas de pertenencia. Lo que no es amable, es recrear el espacio ajeno como un lugar donde las debilidades del otro son las virtudes propias; donde años de historia y lucha son transformados en un decorado superficial y anodino.
Aquí nadie desconfía, nadie recela. Todo el mundo está tranquilo, todos te miran directamente a los ojos y no dicen nada, sólo miran con sus ojos oscuros, y en esas miradas hay unas cualidades humanas suaves, tranquilas, pero que están siempre ahí. Fíjate en todas esas historias que hemos leído sobre México y el mexicano dormilón y toda esa mierda sobre que son grasientos y sucios y todo eso, cuando aquí la gente es honrada, es amable, no molesta. (En el Camino,
La calidad literaria, esto quiero aclararlo, no está en duda. El análisis que he propuesto responde a la ubicación del lector en un contexto determinado. La lectura, creo, es política, de la misma forma que todo tipo de escritura. De ahí que el mensaje que se desprenda de un texto genera vínculos con disciplinas que recrean y analizan los discursos.
kerouac_stamp1La potencialidad discursiva de En el Camino, para con lo latinoamericano, es, desde una perspectiva latinoamericanista, insuficiente. Se basa en postulados que tienen un fuerte vínculo con la búsqueda de la rareza. Una inspección acabada, fundada y responsable, considera pobre cualquier insinuación y reducción de la materia de lo latinoamericano. Es que no resulta convincente, y mucho menos tolerable, la mirada hegemónica. La misión o labor de una lectura, como sería el caso, es alertar los puntos políticos; generar un mapa que codifique las insinuaciones, no despreciativas sino simplificadoras de lo latinoamericano. Palabras que intentan hacer de nuestra historia sólo una anécdota más.
R.S

 

 

 

 

One Response to “Dossier Kerouac: Una red espesa: breve inspección de lo latinoamericano en En El Camino (1957)”

  1. […] Una Red Espesa: breve inspección de lo latinoamericano en  En El Camino (1957), por Roberto Santander. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s